Igueste de Candelaria

IGLESIA SANTÍSIMA TRINIDAD

En 1783 se inician los trámites para construir la parroquia, con las aportaciones personales de los vecinos del barrio, eligiéndose como primer mayordomo de fábrica al subteniente Agustín Rodríguez del Castillo.
En 1788 fue bendecida y dedicada a la Santísima Trinidad.
El templo fue reparado a lo largo del siglo XIX. En 1900 se construyó un pequeño campanario anexo.

EL LAGAR

El Lagar data de 1840. Fue trasladado desde Vilaflor por mar, atado a una pequeña barcaza, hasta llegar a las costas de Candelaria.
En un primer momento, se instaló en la zona de Las Mesas, Igueste de Candelaria, por el propietario Don Andrés Núñez y una gran cantidad de vecinos de todo el municipio, que colaboraron en su transporte al lugar elegido. Su función era elaborar mosto del que saldría, posteriormente, el vino.
Este artilugio artesanal se convertía en el lugar de reunión de todos los vecinos durante la época de vendimia.

EL HORNO

Pequeña construcción tradicional, de piedra y barro. Antiguamente se utilizaba para pasar o secar fruta, como higos de picos o higos de leche.
El Horno fue restaurado en la década de los 90 y se encuentra contiguo al Caserío de la Jiménez.

CASERIO LA JIMENEZ

Es un caserío, enclavado en un núcleo rural y agrario, donde abundan casas edificadas al más puro estilo rural canario; con tejados a cuatro aguas y amplias estancias, grandes ventanales de cristal y balconadas sencillas de madera, conectadas entre sí por estrechas callejuelas. Algunas se encuentran en estado ruinoso, pero la mayoría sigue en pie, debido al empeño de sus dueños en conservar este lugar como se merece.

VERA DE IGUESTE

Vera de los Riscos o Vera de Igueste, obtenemos una vista privilegiada del del pueblo de Igueste y del caserío de La Jiménez núcleo poblacional que fue los mas importantes en cuanto a población y su vinculación entre si es evidente por la cercanía de los mismos. Además podemos avistar el maravilloso valle de Güimar y unas estupendas panorámicas de la costa de Candelaria.

CASERÍO DE PASACOLA

Este caserío, actualmente en estado de abandono, fue levantado en este lugar debido a que el sitio era paso obligado en el Camino Viejo, la ruta de peregrinación para acudir a venerar a la Virgen de Candelaria, desde la capital de la isla, La Laguna. También influyó la existencia de fértiles tierras de cultivo, como lo demuestra la gran cantidad de huertas abancaladas existentes en el lugar.